Ser cada vez más eficiente, el destino de la TDT (I)

logo_tdtEstá claro que a la TDT no le ha tocado una vida fácil. En España, el sector vinculado a la televisión digital terrestre aun se está reponiendo del esfuerzo gigantesco que ha supuesto la liberación del dividendo digital (con la adaptación de dos millones de instalaciones de recepción colectiva en un plazo que inicialmente iba a ser de solo tres meses, pero que finalmente se amplió en tres más, hasta el 31 de marzo pasado). Liberada por parte de la TDT, la banda de frecuencias comprendidas entre los 790 y los 862 MHz ya está a disposición de los operadores de servicios móviles para ofrecer servicios 4G. Queda ahora el asunto de la adjudicación de seis nuevos canales de televisión, que compensará en parte el cierre de los nueve que se hizo efectivo en mayo de 2014 en cumplimiento de una sentencia del Tribunal Supremo. Pero en esta entrada no vamos a hablar de canales ni de licencias, sino de espectro radioeléctrico y de eficiencia espectral, conceptos que tal vez resulten desconocidos para el gran público, pero que es necesario manejar para entender el presente y el futuro de la televisión (tema al que dedicaremos las siguientes entradas de la serie que hoy iniciamos).

En realidad, el asunto no es tan complicado. Podemos definir el espectro radioeléctrico como el conjunto de ondas electromagnéticas que tienen unas características tales que las hacen adecuadas para ser el soporte para la transmisión de servicios de telecomunicaciones: radio, televisión, telefonía móvil, etcétera. El principal factor que hace que una onda pueda transportar este tipo de servicios es la frecuencia. Pues bien, haciendo un símil con el transporte por carretera, podríamos decir que una determinada banda de frecuencia sería como el carril de una autopista por el que pueden circular vehículos, que en este caso serían servicios de telecomunicaciones. Ahora será fácil comprender la necesidad de regular este tráfico, es decir, de asignar determinadas bandas de frecuencia (carriles) para la prestación de cada tipo de servicio. Es la administración del Estado quien realiza esta ordenación y, como es lógico, los países tratan de ponerse de acuerdo para que las diferentes regulaciones nacionales sean coherentes, siendo en este caso las Conferencias Mundiales de Radiocomunicaciones los foros de referencia para los grandes acuerdos.

El siguiente concepto que necesitamos entender es el de eficiencia espectral. En el ámbito de la tecnología digital, podemos definirla como la capacidad de una determinada modulación (una determinada solución tecnológica, a fin de cuentas) para transmitir datos en una determinada banda de frecuencia. Cuanto mayor sea el número de datos que una modulación puede transmitir, mayor será su eficiencia.

Con estos dos conceptos en mente, ya estamos preparados para entender lo que trataremos de explicar en nuestro siguiente post: ¿por qué la historia de la TDT es una historia de éxito en términos de eficiencia?… Y por qué deberá seguir siéndolo en el futuro.

Publicado en Tecnología | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Wifi y seguridad: todavía necesitamos madurar

El 16% de los usuarios deja su red inalámbrica desprotegida o ni siquiera sabe si lo está. Este es uno de los datos que ofrece el último ‘Estudio sobre ciberseguridad y confianza en los hogares españoles’ de ONTSI e Inteco, que data del pasado mes de junio. Datos como este dejan patente que todavía somos inmaduros en el uso de una tecnología tan extendida como es el wifi.

Redes wifi segun Ontsi II OK

El estudio de la ONSI e Inteco, que está basado en un panel de usuarios de nuevas tecnologías, revela que el 91,9% de las conexiones a redes inalámbricas wifi se realizan desde el router propio, mientras que en un 10,4% de casos se efectúan a través de redes de otros particulares y en el 17% de las ocasiones, a través de redes públicas de cualquier tipo. Entre los usuarios habituales de redes wifi públicas, el 47% dice conectarse siempre que lo necesita, sin preocuparse de si se trata de redes protegidas o seguras.

Redes wifi segun Ontsi OK

Respecto a las redes wifi domésticas, decíamos antes que el 16% de los usuarios no se han molestado en protegerlas frente a posibles intrusiones. Esta situación supone una mejora frente a la revelada en encuestas anteriores, pero todavía está muy lejos del ideal. De hecho, entre aquellos que sí protegen su red wifi, el 11,7% desconoce por medio de qué estándar se establece esa protección y todavía un 12,1% utiliza el protocolo WEP, que está obsoleto y por tanto no ofrece garantías reales de seguridad.

En esta ocasión, el estudio de ONTSI e Inteco reduce hasta el 2,3% el porcentaje de usuarios de redes wifi domésticas que dice haber sufrido alguna intrusión. Hemos repasado estudios más antiguos y ese porcentaje llegaba en ocasiones hasta el 10%. Tal vez la situación en este sentido haya mejorado, pero de nuevo creemos que no estamos en el ideal.

Es importante que no nos tomemos a la ligera la seguridad de nuestra red wifi. No todas las intrusiones son inocentes intentos de conectarse a Internet gratis a nuestra costa. Tampoco vale pensar aquello de que no guardo en el ordenador nada que pueda interesar a los cíber-piratas. Pongámonos en una situación que puede parecer extrema pero que no es ni mucho menos irreal: el intruso puede estar utilizando nuestra red para distribuir pornografía o para atacar alguna web y, en este tipo de casos, nosotros podríamos ser acusados de estos actos delictivos, puesto que las actividades ilícitas se están realizando desde nuestra red.

Seguir unos sencillos consejos nos ayudará a mejorar la seguridad de nuestra red. Estos son los que proponen ONTSI e Inteco:

  • Utilizar el sistema de cifrado WPA2 o WPA.
  • Cambiar la contraseña que el fabricante del router establece por defecto.
  • Modificar el nombre del identificador de red (SSID) y la contraseña configurada por el operador.
  • Untilizar una constraseña de al menos 16 caracteres, con mayúsculas, minúsculas, números y signos de puntuación, evitando en todo caso utilizar palabras o cifras relacionadas con datos personales.

Nosotros queremos ir un poco más allá e invitaros a una reflexión: el primer paso para disfrutar de una red wifi segura es usarla selectivamente y solo cuando de verdad es necesaria.  Y, volviendo a una cuestión de la que hablábamos el mes pasado, ¿por qué dejar encendido nuestro router cuando no lo estamos utilizando?

Seamos inteligentes en el empleo de las redes inalámbricas. Por racionalidad económica, por nuestra salud y, por supuesto, por seguridad.

Publicado en Observatorio | Etiquetado , , , , , , , , | 2 comentarios

Dividendo digital: ¿estamos todos en el mismo barco?

José Manuel Soria, ministro de Industria (imagen obtenida de elconfidencial.com)

José Manuel Soria, ministro de Industria (imagen obtenida de elconfidencial.com)

Recientes manifestaciones de actores clave en el proceso del llamado dividendo digital hacen que debamos preguntarnos si, de verdad, todos estamos en el mismo barco.

Administraciones públicas, instaladores, empresas industriales, broadcasters, asociaciones de consumidores, televidentes… Todos deberíamos estar seriamente interesados y comprometidos en que la reubicación de canales de la TDT para dejar espacio a la telefonía de nueva generación 4g se complete con éxito y en los plazos previstos. Pero ya hay quien está convencido de que no va a ser así. Y hay también quien, debiendo informar y orientar, parece dispuesto a hacer más bien lo contrario.

El pasado día 13 la Federación Nacional Coordinadora de Telecomunicaciones (FECOTEL) dio la voz de alarma o, más bien, auguró el desastre. Según FECOTEL será imposible cumplir los estrechos plazos a los que nos ha condenado el Gobierno y, cuando el próximo 1 de enero se termine el proceso de simulcast, nada menos que 300.000 edificios dejarán de recibir parte de la oferta de televisión de acceso público y gratuito. Es decir, más de un tercio de las instalaciones no habrán podido ser adaptadas a tiempo.

La clave del problema, según FECOTEL, es que los fabricantes no están dando abasto para suministrar a los instaladores los equipos que necesitan para realizar las adaptaciones. Se trata, fundamentalmente de amplificadores monocanal que deben incorporarse a las cabeceras de distribución. Teniendo en cuenta lo mucho que se juegan y su relevante papel en la industria española, no hay duda de que los fabricantes están trabajando a tope. Y sin embargo, por lo que dice FECOTEl, no es suficiente. ¿Cómo habría de serlo, cabe preguntarse, cuando hasta el 24 de septiembre no se publicó el Real Decreto con el Plan Técnico Nacional de la TDT y hemos tenido que esperar hasta noviembre para ver publicada la convocatoria de subvenciones para las comunidades de propietarios? En estas circunstancias, planificar el trabajo, tanto en el caso de los fabricantes como en el de los distribuidores y los instaladores, es más que una labor de titanes, una misión imposible.

El Gobierno ha actuado tarde, ha empezado a informar tarde y lo está haciendo mal, y se lo está poniendo muy fácil a quien quiere pescar en río revuelto. El pasado miércoles asistimos a una comparecencia del ministro José Manuel Soria en el Congreso, alimentando la ceremonia de la confusión al asegurar que todos los hogares podrán seguir viendo la televisión el 1 de enero de 2015 aunque no adapten la instalación colectiva. Luego añadió que, los que no hayan hecho la adaptación solo dejarán de ver tres canales al parecer sin importancia, porque tienen poca audiencia. La oposición lo tuvo fácil para leerle la cartilla y FECOTEL no tardó en rebatir al ministro, insistiendo en que, por el camino que llevamos, 7,5 millones de españoles estrenarán el año 2015 sin acceso a una parte de la oferta de la TDT.

Llegados a este punto, ¿no sería lo más razonable ampliar el plazo del simulcast para dar tiempo a realizar todas las adaptaciones? De hecho, la convocatoria de ayudas prevé subvenciones para adaptaciones que se hagan hasta el 30 de junio de 2015. La ampliación del plazo parece ser lo que persiguen, llenos de razones, los instaladores. Y esto precisamente parece ser lo que el Gobierno quiere evitar, a la luz de la intervención en el Congreso del ministro de Industria, de la que parece desprenderse la idea de que da poco más o menos lo mismo que las cosas se hagan o no, o que se hagan bien o mal. De fondo, el interés de los operadores de telefonía móvil con licencia 4g en disponer sin retraso de su espacio en el espectro radioeléctrico y la perspectiva de que el Gobierno tuviera que indemnizarles si se retrasa la liberación del dividendo.

Y por si fuera poco, tenemos encima la doble amenaza que supone que dos comunidades autónomas, Canarias y Andalucía, hayan recurrido la reordenación de la TDT al sentirse perjudicadas por la menor disponibilidad de canales autonómicos, y que el Supremo haya admitido a trámite el recurso de un particular contra el último reparto de canales de la TDT (¿la historia se repite o simplemente continúa su curso?). Esto supone que cualquier día podríamos despertarnos con la decisión de un tribunal que diga que hay que deshacer buena parte de lo que con tanto esfuerzo y dificultades se ha hecho.

Lo dicho, da la impresión de que en el asunto del dividendo digital no remamos todos en la misma dirección.

Publicado en Tecnología | Etiquetado , , , , , , , , | 2 comentarios

Redes wifi que nunca duermen

Imagen obtenida del blog  sustentator.com

Imagen obtenida del blog sustentator.com

Continuamos buscando el equilibrio entre tecnologías cableadas e inalámbricas. En nuestro post del pasado 8 de octubre nos centrábamos en el debate en torno a las implicaiones para la salud que puede tener el empleo de redes wifi, y en las iniciativas puestas en marcha en algunos países para racionalizar su uso. El siguiente aspecto de la cuestión que queremos tratar es el del consumo energético.

Los pequeños electrodomésticos suponen en torno a un 20% del total del consumo doméstico de electricidad. Cerca de la mitad de ese gasto es lo que en ocasiones se ha denominado “consumo fantasma”, es decir, el de aquellos equipos que cuando no se utilizan permanecen en hibernación. Según un informe de Facua, el consumo de equipos electrónicos en stand by durante todo un año en el conjunto de la Unión Europea, tanto en hogares como en oficinas, supone ente 35.000 y 60.000 gigavatios hora, cantidad de energía que permitiría ver la televisión cinco horas al día en todos los hogares españoles durante 25 años, y cuya generación emite la misma cantidad de dióxido de carbono que todos los coches de nuestro país durante un mes y medio. El router wifi es uno de esos pequeños dispositivos electrónicos en cuyo consumo pocas veces reparamos. Según datos del Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE, antiguo INTECO), ocho de cada diez usuarios utilizan redes wifi para conectarse a Internet, y más de el 72% lo hace a través del router que tiene en casa.

El consumo de un router wifi doméstico suele estar en torno a los 8 vatios. Ese es el caso, por ejemplo, de nuestro HG556a, un modelo de router ADSL fabricado por Huawei. No se puede decir que sea un gran consumo ni que vaya a tener una gran repercusión en la factura que nos pasa la compañía eléctrica. Sin embargo, pensemos que, de nuevo según datos de INCIBE, en el 70% de los hogares el router permanece encendido las 24 horas del día. Tenemos entonces un gasto por hogar de 192 vatios hora, que vendría a ser más o menos lo que consumiría una bombilla de 20 vatios de potencia encendida durante unas diez horas. No es mucho, pero ¿cuanta gente deja las luces por la noche? Parece absurdo.

Pensemos además en lo que, desde el punto de vista del medio ambiente, pueden representar esos 8 vatios de nuestro router permanentemente encendido si se multiplican por los de millones de equipos similares que existen en los hogares españoles. En España, no lo olvidemos, cerca del 80% de la energía primaria que se consume tiene origen fósil (carbón, petróleo, gas natural) y por lo tanto genera gases de efecto invernadero, causantes del cambio climático, además de otros problemas como la lluvia ácida o la emisión de partículas nocivas.

Dejar el router encendido mientras se duerme es además absurdo por otras dos razones de peso.La primera es que la mayor parte de estos equipos pueden programarse para que se apaguen automáticamente en las horas en que no se vayan a utilizar. La segunda es que un router encendido por la noche es algo muy parecido a dejar el camino franco para los ciberintrusos. ¿Acaso alguien deja la puerta de su casa abierta cuando se va a dormir?

Publicado en Observatorio | Etiquetado , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

Tecnología sana: combinando antenas y cable

Internet-wifi-modemEl parón veraniego, primero, y el lanzamiento del dividendo digital, después, nos han ido retrasando en nuestra intención de continuar con el tema que apuntamos en nuestro post del pasado 3 de julio y que titulábamos La segunda pantalla. Hablábamos en aquella ocasión de la complementariedad entre los distintos modos de acceder a los contenidos televisivos, con la TDT y el acceso vía Internet por medio de dispositivos inalámbricos como grandes protagonistas, y terminábamos planteando si nuestra gestión de las redes wifi domésticas es la más adecuada teniendo en cuenta tres tipos de implicaciones: el consumo energético, la seguridad y la salud. Hoy vamos a retomar el asunto, y creemos que para ello es necesario que nos detengamos en la tercera de las cuestiones mencionadas. Así pues, vamos a empezar hablando de Hérouville-Saint-Clair.

Hérnouville Saint-Clair es una villa francesa próxima a Caen, en la Baja Normandía, que en las últimas décadas conoció un gran crecimiento demográfico. Hérouville-Saint-Clair no suele recibir demasiada atención de los medios de comunicación, pero hace unos años saltó a los papeles por una iniciativa que la convirtió en pionera y, en cierto modo, en una referencia. En 2009, el ayuntamiento de esta villa normanda decidió suprimir las redes wifi de todos los equipamientos municipales, empezando por las escuelas. La razón, aplicar el “principo de precaución” ante la posibilidad, nunca descartada por la ciencia, de que la exposición prolongada a los campos electromagnéticos pueda tener consecuencias negativas para la salud, especialmente en los niños. Dos años más tarde, la propia Organización Mundial para la Salud señaló públicamente que estos campos son “posiblemente carcinógenos para los seres humanos”. En 2012 se publicó una actualización del Bio-Initiative Report, informe en el que 29 científicos independientes y expertos en salud alertaban sobre los posibles riesgos de las tecnologías inalámbricas, apuntando también a determinados tipos de cáncer. Durante todos estos años, el debate se ha mantenido vivo en los países europeos más avanzados y este mismo verano Francia ha dado un paso muy significativo: a finales de junio el Senado ratificó una proposición de ley que ya había aprobado la Asamblea Nacional sobre la regulación de los equipos emisores de ondas electromagnéticas. Esta norma, impulsada por los grupos ecologistas, establece mayores exigencias de información y “concertación” a la hora de autorizar la instalación de equipos emisores y, al igual que hiciera el ayuntamiento de Hérouville-Saint-Clair hace ya cinco años, introduce el principio de precaución, señalando que en las escuelas las soluciones cableadas han de ser preferidas al wifi.

Canadá y Suiza son otros países donde se han tomado diferentes medidas para limitar el wifi en las escuelas. En particular, en el país helvético el proveedor de telecomunicaciones Swisscom instaló en 2010 de forma gratuita redes de fibra óptica en las escuelas del país para incentivar el abandono del wifi.

En España, la Fundación Vivo Sano impulsa la campaña Escuela sin wifi. Esta organización realizó en el mes de junio una encuesta que arroja como resultado una creciente preocupación en España por la contaminación electromagnética. Según este estudio, el 90% de los ciudadanos considera que los campos electromagnéticos artificiales perjudican la salud y un 80% afirma no disponer de información suficiente sobre cómo protegerse. Según ha señalado el responsable del área de Contaminación Electromagnética, Raúl de Rosa, estos datos “confirman que existe una preocupación ciudadana sobre la salud que el gobierno no puede dejar de atender”. Fundación Vivo Sano defiende la aplicación en España del principio de precaución en el terreno de los campos electromagnéticos, por estar incluido en el Tratado de la Unión Europea y ser vinculante para los Estados, así como del Principio ALARA (As Low As Reasonably Possible, tan bajo como sea razonablemente posible, según sus siglas en inglés), recomendado por la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa. En esta línea reclama una reducción de los límites legales de radiación a la que los ciudadanos pueden estar expuestos.

Todo esto demuestra que el debate en torno a las tecnologías inalámbricas y las posibles alternativas cableadas está vivo. Nadie va a renunciar al avance tecnológico y es evidente que el consumo de contenidos audiovisuales va a seguir creciendo de manera exponencial, con una creciente variedad de posibilidades de acceso y más y más calidad. El dividendo digital va a impulsar la tecnología 4G y creemos que también la TDT, al dar estabilidad y certidumbre al escenario de la televisión digital terrestre en España, que de este modo podrá desarrollar la interactividad y, sobre todo, la alta definición. Lo que también creemos es que, del mismo modo que aprovechamos la tecnología para estar más y mejor comunicados, deberíamos emplearla también de modo inteligente para que el disfrute de todas las posibilidades que nos ofrece no ponga en riesgo nuestra salud ni la de nuestros hijos. Tal vez eso tenga bastante que ver con elegir la mejor combinación entre cables y antenas.

Publicado en Observatorio | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

… Y apareció el dinero para la reantenización

jose-manuel-soria IIEs curioso cómo los políticos toman sus decisiones en función de lo que dicen las encuestas sobre popularidad e intención de voto. Con tal de apuntarse un tanto de cara a la galería son capaces de jugar al despiste durante meses, incluso en temas que afectan a la mayor parte de la población. Este viernes nos sorprendió el ministro José Manuel Soria anunciando, a la conclusión del Consejo de Ministros, que el Gobierno finalmente sí va a subvencionar la reantenización, es decir, la adaptación de las instalaciones colectivas de recepción de, aproximadamente, un millón de edificios. El ministro Soria llevaba meses diciendo exactamente lo contrario. Ahora ha salido por la tele para dar la buena noticia y apuntarse un tanto ante la opinión pública. Él y el Gobierno del que forma parte.

Sea como fuere, hay que dar la bienvenida a esa decisión, pues beneficiará directamente al 55% de la población, es decir unos 26 millones de ciudadanos. Las comunidades de propietarios tendrán que pedir presupuesto a los instaladores profesionales y, una vez realizado el trabajo, el Gobierno pagará la factura. Para ello va a disponer un presupuesto de 290 millones de euros. Las ayudas a las comunidades de propietarios irán, según parece, desde los 150 hasta los 550 euros, según el trabajo que haya que realizar. Esta decisión del Gobierno va a ayudar a que se cumplan los plazos y que para el 31 de diciembre todo el mundo tenga su instalación adaptada. Por otra parte, se cierra la puerta al intrusismo, ya que la tentación de buscar el presupuesto más bajo desaparece.

Antes de terminar, sólo una pincelada de un asunto del que hablamos en nuestro post anterior y que creemos que va a seguir dando juego: según recogen algunos medios, el Ministerio de Industria cree que los problemas de interferencias del 4G en la TDT serán mínimos pero que, allá donde surjan, serán las empresas de telecomunicaciones las que deberán hacerse cargo del coste que suponga eliminarlas. Verenos si estas se dan por enteradas…

Por cierto, que en la web www.televisiondigital.es, el Ministerio de Industria ha colgado algunos documentos interesantes. Por ejemplo, esta Guía del Dividendo Digital.

Publicado en Tecnología | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

¿Interferencias 4G? No se alarmen

antenamovilesSabíamos que esto llegaría. Hoy está previsto que el Gobierno apruebe, ¡por fin!, el Real Decreto con el Plan Técnico que guiará el proceso de liberación del dividendo digital, es decir de migración de los canales de TDT de la banda de los 800 Mhz para dejar sitio a la telefonía móvil 4G. Pues bien, el interés por el tema ya ha llegado a los medios de información general y hoy mismo El Mundo publica una interesante información bajo el titular “El móvil no me deja ver la televisión”. Lo que se viene a explicar es que los canales que van a tener una sitación en el espectro próxima a las frecuencias que utilizará el 4G pueden, en determinadas circunstancias, verse afectados por interferencias.

Para los técnicos esto no es nada nuevo. Se sabe desde hace tiempo que este tipo de situaciones serían parte del proceso del “dividendo digital”. Países como Gran Bretaña, donde el proceso está más avanzado, conocen bien el problema y han puesto los medios (con subvención del Estado, por cierto) para solventarlo por medio de la instalación de filtros. Lo cierto es que al final no ha habido tantas instalaciones afectadas como en un principio se temía.

¿Qué hacer entonces? Pues en primer lugar, no alarmarse. Las interferencias aparecerán en casos muy concretos, cuando haya instalaciones emisoras de señales 4G muy próximas, y solucionarlas será sencillo porque el sector de las telecomunicaciones tiene la experiencia, la tecnología y los equipos necesarios (filtros, fundamentalmente). Tratar de crear alarma social con este asunto no tiene absolutamente ningún sentido.

Ahora bien, la posibilidad de que estas interferencias entre TDT y telefonía 4G se produzcan es una razón más para poner la adaptación de las antenas y equipos de recepción en manos de instaladores profesionales, evitando a toda costa la tentación de los presupuestos a la baja que puedan presentar personas no acreditadas, es decir, intrusos profesionales. “Chapuzas”, para entendernos.

Otra cosa es el debate sobre si el Gobierno debería sufragar el coste de la protección de los equipos de recepción que sufran interferencias. En Gran Bretaña ha sido así. En España, a falta de conocer el Real Decreto y la campaña informativa oficial que se pondrá en marcha, parece muy difícil que haya ayudas o subvenciones. La crisis económica sigue siendo un argumento demoledor. ¿O no?

Publicado en Tecnología | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

El dividendo digital, un voto de confianza para la TDT

sala edicionCon el sector (broadcasters, productoras, empresas industriales…) al borde de la histeria y los televidentes “castigados” por los cierre de canales afectados por la famosa sentencia de Supremo, el Ministerio de Industria envió por fin al consejo asesor del Sector de las Telecomunicaciones el esperadísimo borrador del Plan Técnico nacional de la Televisión Digital Terrestre. Esto fue antes de que casi todo el mundo se fuera de vacaciones (allá por el 21 de julio). Ahora ha pasado el verano y ya todos estamos de vuelta con las pilas cargadas, así que por fin podemos decir que la liberación del dividendo digital está en marcha. Y a toda prisa, porque el cambio de ubicación de los canales que están en la banda de 790 a 862 Mhz debe estar concluida antes de final de año. Si excusas porque, si hubiera retrasos, los operadores con licencia 4G empezarían a reclamar indemnizaciones millonarias.

Así que la cosa se está haciendo bastante “a la española” (todo a última hora y con urgencias). La aprobación del correspondiente Real Decreto todavía está pendiente, pero ya hay un calendario elaborado por Abertis y difundido en colaboración con Fenitel para proceder al cambio de frecuencias. La buena noticia es que, después de las dudas que atormentaron al sector durante tanto tiempo, la cordura se ha impuesto y habrá un periodo de “simulcast”, es decir, un colchón de tiempo en el que los canales que deben hacer la mudanza emitirán simultáneamente en la frecuencia antigua y en la nueva. De este modo, hay un cierto margen para proceder a la adaptación de las instalaciones colectivas.

El ministerio ha calculado que serán cinco millones las familias que tendrán que rascarse el bolsillo para que un antenista acreditado reprograme sus cabeceras de distribución. El asunto afectará a 1,2 millones de edificios, según Fenitel. Será una inversión necesaria y, a la larga, rentable, si se piensa que los 20 ó 25 euros que para una familia puede suponer la “reantenización” viene a ser poco más que la cuota que se abona al mes por un paquete básico de televisión de pago. La implicación financiera del Gobierno en el proceso se concreta en los 10 millones de euros concedidos a las televisiones públicas, a través de subvenciones, para cubrir los gastos que les sumpondrá el simulcast.

Visto lo visto, hay que pensar que el dividendo digital, tal como se ha planteado, supondrá un voto de confianza y un garantía de estabilidad y desarrollo para la TDT. Al final del proceso, este servicio de televisión (un servicio público imprescindible y gratuito, no lo olvidemos) quedará organizado en ocho multiplex, de los que tres serán gestionados por entes públicos (TVE y televisiones autonómicas) y cinco se destinarán a la televisión privada. Confiemos en que el ministerio cumpla su compromiso de sacar a nuevo concurso el 30 por ciento de la capacidad reservada a la televisión privada nacional, dando prioridad a la creación de nuevos servicios de alta definición. Si así es, será un acierto.

Por cierto, esperamos con ansia esa campaña informativa que debe explicar a la ciudadanía cómo se va a reordenar la TDT y cómo se deberá afrontar, en los casos en que sea necesaria, la adaptación de las instalaciones colectivas.

Publicado en Tecnología | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , | 1 Comentario

La segunda pantalla

segunda pantallaEn este blog nos gusta hablar de la tele y estamos empeñados en que esa televisión esté al alcance de todos y que ofrezca a cada uno aquellos contenidos informativos y de ocio que sirvan individualmente para la satisfacción personal y colectivamente para el bienestar y el progreso social. Gandes pretensiones, pensará alguno. Pues puede ser, pero es que estamos convencidos de que la pantalla en el hogar sigue siendo un instrumento tremendamente poderoso.

Por esa razón, queremos llamar la atención sobre algunos aspectos relativos a cómo hoy se disfruta de la televisión que creemos que merecen una reflexión. Actualmente, en Estados Unidos cerca del 90% de los televidentes utilizan de modo habitual un dispositivo móvil mientras ven la tele. En España, donde las cosas que tienen que ver con la tecnología van más despacio, ese porcentaje supera el 50%. Así que ya tenemos a la mayoría de la gente trasteando con el móvil, la tableta o el portátil mientras tienen el televisor encendido.

Así pues, Internet no está acabando con la televisión, como algunos visionarios se atreven todavía a vaticinar, sino que más bien la está complementando. Hace tiempo que los operadores se han dado cuenta de esta realidad y han desarrollado aplicaciones (Botón Rojo, en el caso de TVE) que permiten una verdadera interactividad. La prueba de que esa complementariedad es real es que una encuesta de Mediascope revelaba que, ya en 2012, dos terceras partes de los televidentes que utilizan dispositivos móviles los emplean para hacer cosas relacionadas con el programa de televisión que se está emitiendo, ya sea buscar información adicional sobre un protagonista, un actor o un jugador de fútbol, o hacer comentarios a través de las redes sociales. A esto es a lo que nos referimos cuando hablamos del fenómeno de la “segunda pantalla” o, también, de la “televisión social”.

De modo que estamos en familia, en el salón de la casa, presidido por el televisor principal (difícil seguir llamándolo la “pequeña pantalla”) y posiblemente uno o más miembros de la familia estará además utilizando un dispositivo que estará conectado a Internet de modo inalámbrico. Es aquí adonde queríamos llegar.

Ya en 2010 Cisco detectó que España era el país europeo donde más usuarios acceden a Internet desde sus hogares a través de redes Wifi. Según Inteco, a comienzos de 2012 el porcentaje de españoles que se conectan vía Wifi era ya del 79,1%. Está claro que no nos gustan demasiado los cables, y es comprensible, dado que no hay nada más cómodo que poder estar conectado sin ninguna restricción de movilidad. El fenómeno de la segunda pantalla no va sino a consolidar esta costumbre.

A la luz de esta realidad, creemos que convendría plantearse si nuestra gestión de las redes Wifi domésticas, de las que cada vez parecemos depender más en nuestras actividades y hábitos diarios ligados al ocio, es la más adecuada. En este debate, que desarrollaremos en próximas entradas del blog, vamos a revisar tres aspectos: el de la seguridad, el del consumo energético de los routers Wifi y el de las posibles implicaciones para la salud de los campos electromagnéticos ligados a las redes inalámbricas.

Por cierto, ¿dejáis encendido el router Wifi por la noche?

Publicado en Observatorio | Etiquetado , , , , , , , , , , , | 1 Comentario

La reantenización, en manos de profesionales

Flickr cc José Javier Martín Espartosa

Flickr cc José Javier Martín Espartosa

El famoso apagón analógico de 2010, que hizo necesaria la adaptación de las instalaciones de recepción a la entonces recién nacida Televisión Digital Terrestre (TDT), supuso un importante volumen de trabajo y de negocio para los instaladores de telecomunicaciones, pero también tuvo un efecto perverso. Solo en la provincia de Málaga, la competencia desleal de instaladores ocasionales no acreditados ni dados de alta en la Seguridad Social (chapuzas, en definitiva) provocó el cierre de 40 pymes y la consecuente destrucción de 1.700 puestos de trabajo. El dato, que en su día fue proporcionado por Faitel, da idea de la dimensión del problema que supone el intrusismo profesional en el sector de las telecomunicaciones. Otra consecuencia de esa actividad pirata fue la mala calidad del trabajo realizado: la propia Faitel calculó que la mitad de los trabajos de adaptación de las antenas se habían realizado de modo defectuoso.

Es hora de que esta experiencia se tenga en cuenta cuando las comunidades de propietarios empiecen a recibir los presupuestos para la nueva reanteinzación que exige la liberación del dividendo digital. Este proceso se iniciará con toda probabilidad una vez terminado el mundial de fútbol (el fútbol, en España, como bien se sabe, es siempre lo primero). Entonces, más de uno se sentirá tentado de recurrir a un primo o a un amigo manitas o que trabaja en negro y que seguro que se ofrecerá para realizar el servicio más barato. Resístanse a esa tentación porque, como estamos hartos de saber por experiencia, lo barato acaba saliendo caro.

Por lo tanto, el único modo lógico, seguro y razonable de afrontar la reantenización que viene es ponerse en manos de instaladores profesionales de telecomunicaciones acreditados. Deben ser empresas estables, no chiringuitos creados ex profeso para aprovechar la oportunidad, y dadas de alta en el registro del Ministerio de Industria. El profesional que realice el trabajo debe presentar un presupuesto y, a la conclusión de aquel, ha de entregar, junto a la factura, un boletín que acredite el trabajo realizado. Sólo si se hacen las cosas de este modo, se tendrá la sartén por el mango en caso de que algo falle y sea preciso reclamar.

Téngase en cuenta, además, que cuando una comunidad de propietarios o un particular contrata a un antenista ilegal, se convierte en promotor de una obra, por lo que en caso de accidente del trabajador, o en caso de que se causen daños a un tercero, puede llegar a verse en la situación de tener que afrontar cuantías muy elevadas por responsabilidad civil, o incluso, en casos graves, responsabilidad penal.

Por todo ello, no nos la juguemos. Ante la reantenización que viene, pongámonos en manos de profesionales.

Publicado en Tecnología | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios