¿Más TDT en alta definición? Sí, es posible

Imagen obtenida de la web www.adslzone.net

Imagen obtenida de la web http://www.adslzone.net

La semana pasada, el Consejo Superior del Audiovisual (CSA) de Francia anunció cuáles son los 12 operadores privados que dispondrán de nuevos canales de televisión digital terrestre en alta definición (HD). A esta docena de nuevos canales privados (nueve en abierto –BFM TV, D17, D8, iTélé, Gulli, NRJ12, NT1, TMC y W9- y otros tres de pago -Canal+ Cinéma, Canal+ Sport  y Planète+) se unirán otros cinco, también de alta definición, que pondrá en marcha la televisión pública. Sumada a la oferta actualmente existente, los franceses dispondrán a partir de 2016 de un total de ¡29 canales de TDT en alta definición! Desde España, solo podemos contemplar este panorama con admiración y (sana) envidia hacia nuestros vecinos.

El ejemplo francés pone en cuestión la gestión del espectro radioeléctrico y de la televisión radiodifundida que se está siguiendo en España, y en la que el último paso es la adjudicación de nuevos canales que hoy mismo ha aprobado el Consejo de Ministros. En nuestro país tenemos actualmente seis canales de alta definición de cobertura nacional a través de la TDT, la televisión de acceso libre y gratuito. Estos canales se los reparten el operador público (RTVE, que dispone de La 1HD y Teledeporte HD) y los dos grandes grupos privados que dominan el panorama (Atresmedia, con Antena3 HD y La Sexta HD, y Mediaset, con Tele5 HD y Cuatro HD). Con las nuevas adjudicaciones, la oferta de alta definición se incrementará en tres nuevos canales, que gestionarán Atresmedia, Mediaset y el Real Madrid (sí, sí, se trata el club de fútbol, por si alguien le sorprende). Nueve en total, es decir 20 canales menos que en Francia.

Como no podría ser de otro modo, la adjudicación de nuevos canales de la TDT en España (los tres en alta definición que ya hemos señalados y otros tres de definición estándar -SD- que se llevarán 13TV, Secuoya y Kiss TV) está haciendo correr ríos de tinta y generará cantidades ingentes de trabajo en prestigiosos bufetes de abogados. De los tres finalistas del concurso que se han quedado fuera (Vocento, Prisa y El Corte Inglés), dos ya han anunciado que presentarán alegaciones a la valoración de las ofertas por parte de la Mesa de Evaluación. Prisa, además, ha criticado con dureza la adjudicación señalando, a través de un amplio reportaje en el diario El País, que “potencia el duopolio televisivo en detrimento del pluralismo”, ya que refuerza a Mediaset y Atresmedia, que actualmente controlan el 58% de la audiencia total de la TDT y el 86% de los ingresos por publicidad.

Dado el enorme negocio que representa la televisión, no es de extrañar que los grupos empresariales pongan en juego todos sus recursos para hacerse con una porción del pastel. Tampoco sería sorprendente que las autoridades europeas encargadas de velar por la competencia y prevenir situaciones de dominio del mercado tengan algo que decir sobre las nuevas adjudicaciones. Al margen de esto, a nosotros lo que nos preocupa es ver que en España la gestión de la TDT sigue estando enturbiada por intereses políticos y económicos. El dividendo digital supuso un recorte del espectro radioeléctrico al servicio de la televisión, con el argumento de que los servicios avanzados de telefonía móvil (4G) necesitaban frecuencias para su depliegue y que este debía hacerse según criterios emanados de la Unión Europea. Como consecuencia de ello, la oferta se ha concentrado en tan solo ocho múltiplex (siete de cobertura nacional y uno de alcance autonómico), un espacio que en la práctica se ha revelado insuficiente para ofrecer canales en alta definición (HD) que reúnan los mínimos de calidad. El resultado, como ya analizamos en entradas anteriores, es que nuestra TDT en  HD es escasa y mala.

Y sin embargo, en Francia, donde la gestión del espectro radioeléctrico también se supedita a los dictados de la Unión Europea, y donde también disfrutan de servicios 4G, los telespectadores van a disponer de una oferta de la mejor TDT que más que triplica a la nuestra. La pregunta cae de cajón: ¿por qué ellos sí y nosotros no? ¿No será que en España no se nos cuenta la verdad cuando se habla de las posibilidades presentes y futuras de la TDT?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Tecnología y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s