La segunda pantalla

segunda pantallaEn este blog nos gusta hablar de la tele y estamos empeñados en que esa televisión esté al alcance de todos y que ofrezca a cada uno aquellos contenidos informativos y de ocio que sirvan individualmente para la satisfacción personal y colectivamente para el bienestar y el progreso social. Gandes pretensiones, pensará alguno. Pues puede ser, pero es que estamos convencidos de que la pantalla en el hogar sigue siendo un instrumento tremendamente poderoso.

Por esa razón, queremos llamar la atención sobre algunos aspectos relativos a cómo hoy se disfruta de la televisión que creemos que merecen una reflexión. Actualmente, en Estados Unidos cerca del 90% de los televidentes utilizan de modo habitual un dispositivo móvil mientras ven la tele. En España, donde las cosas que tienen que ver con la tecnología van más despacio, ese porcentaje supera el 50%. Así que ya tenemos a la mayoría de la gente trasteando con el móvil, la tableta o el portátil mientras tienen el televisor encendido.

Así pues, Internet no está acabando con la televisión, como algunos visionarios se atreven todavía a vaticinar, sino que más bien la está complementando. Hace tiempo que los operadores se han dado cuenta de esta realidad y han desarrollado aplicaciones (Botón Rojo, en el caso de TVE) que permiten una verdadera interactividad. La prueba de que esa complementariedad es real es que una encuesta de Mediascope revelaba que, ya en 2012, dos terceras partes de los televidentes que utilizan dispositivos móviles los emplean para hacer cosas relacionadas con el programa de televisión que se está emitiendo, ya sea buscar información adicional sobre un protagonista, un actor o un jugador de fútbol, o hacer comentarios a través de las redes sociales. A esto es a lo que nos referimos cuando hablamos del fenómeno de la “segunda pantalla” o, también, de la “televisión social”.

De modo que estamos en familia, en el salón de la casa, presidido por el televisor principal (difícil seguir llamándolo la “pequeña pantalla”) y posiblemente uno o más miembros de la familia estará además utilizando un dispositivo que estará conectado a Internet de modo inalámbrico. Es aquí adonde queríamos llegar.

Ya en 2010 Cisco detectó que España era el país europeo donde más usuarios acceden a Internet desde sus hogares a través de redes Wifi. Según Inteco, a comienzos de 2012 el porcentaje de españoles que se conectan vía Wifi era ya del 79,1%. Está claro que no nos gustan demasiado los cables, y es comprensible, dado que no hay nada más cómodo que poder estar conectado sin ninguna restricción de movilidad. El fenómeno de la segunda pantalla no va sino a consolidar esta costumbre.

A la luz de esta realidad, creemos que convendría plantearse si nuestra gestión de las redes Wifi domésticas, de las que cada vez parecemos depender más en nuestras actividades y hábitos diarios ligados al ocio, es la más adecuada. En este debate, que desarrollaremos en próximas entradas del blog, vamos a revisar tres aspectos: el de la seguridad, el del consumo energético de los routers Wifi y el de las posibles implicaciones para la salud de los campos electromagnéticos ligados a las redes inalámbricas.

Por cierto, ¿dejáis encendido el router Wifi por la noche?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Observatorio y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La segunda pantalla

  1. Pingback: Tecnología sana: combinando antenas y cable | lateledetodos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s