La reantenización, en manos de profesionales

Flickr cc José Javier Martín Espartosa

Flickr cc José Javier Martín Espartosa

El famoso apagón analógico de 2010, que hizo necesaria la adaptación de las instalaciones de recepción a la entonces recién nacida Televisión Digital Terrestre (TDT), supuso un importante volumen de trabajo y de negocio para los instaladores de telecomunicaciones, pero también tuvo un efecto perverso. Solo en la provincia de Málaga, la competencia desleal de instaladores ocasionales no acreditados ni dados de alta en la Seguridad Social (chapuzas, en definitiva) provocó el cierre de 40 pymes y la consecuente destrucción de 1.700 puestos de trabajo. El dato, que en su día fue proporcionado por Faitel, da idea de la dimensión del problema que supone el intrusismo profesional en el sector de las telecomunicaciones. Otra consecuencia de esa actividad pirata fue la mala calidad del trabajo realizado: la propia Faitel calculó que la mitad de los trabajos de adaptación de las antenas se habían realizado de modo defectuoso.

Es hora de que esta experiencia se tenga en cuenta cuando las comunidades de propietarios empiecen a recibir los presupuestos para la nueva reanteinzación que exige la liberación del dividendo digital. Este proceso se iniciará con toda probabilidad una vez terminado el mundial de fútbol (el fútbol, en España, como bien se sabe, es siempre lo primero). Entonces, más de uno se sentirá tentado de recurrir a un primo o a un amigo manitas o que trabaja en negro y que seguro que se ofrecerá para realizar el servicio más barato. Resístanse a esa tentación porque, como estamos hartos de saber por experiencia, lo barato acaba saliendo caro.

Por lo tanto, el único modo lógico, seguro y razonable de afrontar la reantenización que viene es ponerse en manos de instaladores profesionales de telecomunicaciones acreditados. Deben ser empresas estables, no chiringuitos creados ex profeso para aprovechar la oportunidad, y dadas de alta en el registro del Ministerio de Industria. El profesional que realice el trabajo debe presentar un presupuesto y, a la conclusión de aquel, ha de entregar, junto a la factura, un boletín que acredite el trabajo realizado. Sólo si se hacen las cosas de este modo, se tendrá la sartén por el mango en caso de que algo falle y sea preciso reclamar.

Téngase en cuenta, además, que cuando una comunidad de propietarios o un particular contrata a un antenista ilegal, se convierte en promotor de una obra, por lo que en caso de accidente del trabajador, o en caso de que se causen daños a un tercero, puede llegar a verse en la situación de tener que afrontar cuantías muy elevadas por responsabilidad civil, o incluso, en casos graves, responsabilidad penal.

Por todo ello, no nos la juguemos. Ante la reantenización que viene, pongámonos en manos de profesionales.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Tecnología y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La reantenización, en manos de profesionales

  1. joss1111 dijo:

    Reblogueó esto en Criman Instalacionesy comentado:
    Totalmente de acuerdo!!.Interesante post!.Esperemos que en la practica sea así

  2. joss1111 dijo:

    Esperemos que sea así y la gente confíe en solo profesionales, pero en estos días tan duros muchas personas de otros sectores totalmente diferentes al nuestro, aprovecharan la coyuntura para poder coger algún €.Ya veremos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s